lunes, 4 de octubre de 2010

Sobreviviendo en el Supermercado


El otro día después del post del 23 de septiembre fui al supermercado a comprar provisiones para sobrevivir en Llafranc y al comprobar el ticket del aparcamiento, volvió a suceder las 11,20, es el momento y 20, estuve atento durante todo el recorrido que hice por el súper y no paso nada especial, ningún silencio mientras me cruzaba con la gente, todo lo contrario la pescadera persiguiendo un pez fresco por un pasillo, había saltado de la cesta donde estaba expuesto, un niño abriendo todos los paquetes de galletas que encontraba a su paso y la madre chillando detrás y a mi cuando tenia el carro lleno se me bloquea una rueda y me tienen que ayudar a pasar la compra a otro carro, como digo no pasaba nada especial.

Cuando salía me encontré a Nuria., ex trabajadora de supermercado y actualmente distribuidora de bebidas isotónicas, estuvimos hablando y me comento que había leído los post referentes al supermercado y para un nuevo post dijo que la devolución de objetos abandonados en las cajas y recolocados a su sitio sea una tarea ingrata.

1- Te tomas el doble de tiempo y te relajas.
2- Hablas con todos tus compañeros que se encuentran por ahí y lógicamente pierdes más tiempo.
3- ¡Es mil veces menos estresante que tener que discutir con los clientes quejosos en las cajas.
4- Y de paso te comes las golosinas abiertas y demás...

Me dice que ha sido una actividad de su preferencia por mucho tiempo!!!
¡Bienvenidas las devoluciones!!!”
¡De este modo, el acto de abandonar productos en la caja pasa de ser un hecho patético a una forma de solidaridad con el gremio supermercadista! ¡Adiós CULPA!
Nuria

post referentes a Supermercado 2 Agosto, 10 Agosto y 23 Sept.