lunes, 16 de mayo de 2011

Autoayudate con ocho pasos

Es lunes y los ánimos están por los suelos, seguramente te estarás acordando del buen fin de semana que has pasado, aquí tienes la solución, con estos ocho pasos, solucionado y te ahorras de comprarte un libro (libro?) de autoayuda.

Paso 1: ¡Levantarse de la cama de un salto! ¡Cada segundo de remoloneo es un segundo menos de producción de dinero y por lo tanto nos aleja de la consecución de nuestros sueños! ¡Correr al baño y darse una ducha de agua fría, para activar la circulación sanguínea! Es horrible. Gritar si es necesario, y aprovechar esa energía vocal para gritar, mientras os miráis al espejo (que gracias al agua helada no estará empañado): .¡Soy un ser humano único e irrepetible, y además tengo unos bíceps muy hermosos (o unas caderas despampanantes, en el caso de ser una mujer)!. Luego, unas abluciones durante tres minutos, para despejar la mente.

Paso 2: Mientras cantas la canción de Serrat .Hoy puede ser un gran día. prepara un desayuno nutritivo, que contenga las siguientes cosas: Hidratos de carbono, vitaminas A, B1, B2, B12, C, D, E, K, proteínas, cafeína, calcio, glúcidos, lípidos, glutamato monosódico, enzimas, bases, sales, ácidos, hierro, hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, endulzantes, colorantes y saborizantes permitidos. Aprovechar el desayuno para hacer una lista en orden alfabético de las cosas que tenéis que hacer. Luego correr al espejo y gritar .¡Soy un bombón!., realizar unas abluciones, vuelta a la mesa y reordenad la lista de actividades con orden de prioridad.

Paso 3: ¡No perder el tiempo! ¡Prioridad 1 y busque el documento, papel o cosa que seguramente en necesitarás para realizarla! Búscalo, búscalo. Tiene que estar en alguna parte. Que no cunda el pánico. Intenta recordar dónde lo viste por última vez, como si eso fuera tan fácil. Mientras lo buscas, ves encontrando otras cosas que necesitabas desesperadamente la semana pasada, ordena algo que en este momento te fastidia, por ejemplo, la mesita donde están los compacts. Los compacts no tienen por qué estar así. Evidentemente la culpa de que no aparezca el documento (o papel, o cosa) es que los compacts están desordenados. Cuando termines, corre al baño y realiza unas abluciones.

Paso 4: ¡Sigue buscando eso que necesitas! ¡Vamos, que no decaiga! Mientras tanto, sonará el teléfono. Atiéndelo, es el banco que te reclama un pago atrasado de algo. Discute con el empleado del banco, de pie mientras miras a un lado y a otro, viendo si aparece la cosa esa que estás buscando. Suena la llamada en espera. Atiéndela. Es un pariente o compañero de trabajo, que te pide algo que en este momento tampoco sabes dónde está. Contesta vagamente y corta. Acuérdate diez minutos más tarde que también cortastes al del banco. No importa. El del banco ya se olvidó y ahora está molestando a otro moroso. Ves al espejo y grita: .Soy el pequeñín preferido de mamá..

Paso 5: ¡No dejes que los pequeños avatares te venzan! ¡Utiliza el pensamiento lateral y busca una solución alternativa e ingeniosa! ¡Ya sé: tóma un taxi! Claro que no tienes suficiente efectivo. ¡No importa, ves al banco y saca dinero con la tarjeta! Pero el banco está a quince manzanas. Podrías ir en coche, pero no encuentras las llaves. ¡Usa el juego de llaves alternativo! Sí, pero ese juego no tiene la llave de la tapa del tanque de gasolina y esta sin gasolina y es capaz de quedarse en medio de la calle, y además si tuviera las llaves del auto no estaría pensando en usarlo para buscar dinero para el taxi, imbécil. Ah, quiero desaparecer. Ves al espejo y grita cualquier cosa. Grita, grita, grita. Luego canta la canción de Serrat .Hoy puede ser un gran día. lentamente, en voz muy baja y amarga.

Paso 6: ¡Ire en bicicleta, y de paso hare un poco de ejercicio! Pero antes, relájate un poco. Toma una infusión. Mira la tele. Díle zalamerías vergonzosas a su mascota. Realiza un ejercicio de visualización creativa: Haz una lista de las primeras diez cosas que harías si tuviera un millón de euros..

Paso 7: Cuando vas a subirte a la bicicleta evalua si vale la pena tomarse el trabajo de incharla, teniendo en cuenta que hay que buscar el inchador, que en algún lado debe estar. Repasa la lista de prioridades y date cuenta de que la actividad de prioridad 2, en realidad es la de prioridad 1, pero que ya se pasó la hora. Sal para tu trabajo, si es que tienes la suerte de tenerlo. Cuando vuelvas, tu pareja te preguntará cómo te fue y contesta sinceramente que no tienes ni idea y no te acuerda de qué hizistes o qué pasó.

Paso 8: ¡Antes de dormir, unas abluciones! Asegúrate de saber bien qué significa .abluciones., porque res capaz que hacer otra cosa y es muy peligroso. ¡Y ahora sí, vete a la cama con la certeza de que el día de mañana será otra carrera de éxitos ininterrumpidos uno atrás del otro!

ablución s. f.
1 culto Acción de lavar o lavarse una persona.
2 Purificación ritual por medio del agua de algunas religiones.
3 Ceremonia de purificar el cáliz y lavarse los dedos que hace el sacerdote católico después de tomar el vino. s. f. pl.
ablución
f. Lavatorio.
med. Acción de lavar el cuerpo (o parte de él).
quím. Acción de quitar a un cuerpo, por medio de un lavado, el exceso de sales.
rel. En los ritos judío, islámico e hinduista, acción de purificarse por medio del agua.