domingo, 15 de mayo de 2011

Que hacer una tarde de lluvia en Llafranc


Por la mañana he bajado a la playa a pasear, mis horarios de paseo me permiten pasear tranquilo y poder saborear los colores y sonidos con una calma que se rompe a las 10,30h. cuando los playeros empiezan a llegar, los ves llegar stresados de sol, llegan nerviosismos como si se terminaran las entradas para tener sitio en la playa, por suerte desconocen la zona y no han descubierto rincones maravillosos, el viernes por la tarde hablando con una chica que hace 15 años que viene a Llafranc me comentaba que alguna vez se había perdido si se salia de su rutina,

La película alemana Bagdad Café es una pequeña joya que se tiene que revisar en alguna tarde lluviosa, como la de este sábado.

Bagdad Café es el punto de encuentro de universos rotos, del aparcamiento de camiones solitarios y lugar de retirada de artistas que tuvieron sus días de gloria en Hollywood (Jack Palance) magnifica interpretación.

Jasmin viaja con su marido, se produce una discusión y queda abandonada lejos de su ubicación habitual, lejos de su Alemania. La llegada de Jasmin al Café Bagdad en el corazón del desierto de Nevada pilla por sorpresa a Brenda su dueña. Bagdad Café es solo un café, pero no hay cafetera, es un motel, pero no hay servicio. La educacion alemana ha llegado al desierto con Jasmin, el café con su cafetera traída de Rosenheim.

La gran humanidad, la omnipresencia y la solidaridad de Jasmin es el catalizador de ese universo desquiciado muy bien filmado por Percy Aldon que anteriormente habia realizado "Sugarbaby".

Con la llegada de Jasmin todo lo irracional deviene real y todo lo real racional, todo el grupo de desahuciados encuentra un maravilloso horizonte, el artista hollywoodense recupera su actividad pictórica en la inspiración que le proporciona el angelical cuerpo de Jasmin, la desesperacion de Brenda desaparece.
Bagdad Café es una película que se tiene que ver, continuaba lloviendo cuando a terminado, pero con las pilas cargadas he bajado a la playa tarareando la pegadiza canción Calling You de BagdadCafé








1