jueves, 1 de agosto de 2013

Metafora salvage y con alienìgenas que seguramente se bañaron en Quirapellejos`


Veo las noticias donde explican y desmenuzan las tragedias del día, un adolescente que viola abuelas de ochenta años y después les corta un dedo índice y se lo come con mostaza o ketchup pero nunca mayonesa, un hombre que cocina a su hijo de siete meses, lo mete en un horno para no escucharlo llorar porque está viendo el partido de la Copa del Rey, un hombre que sale de noche a matar perros a martillazos, cinco o siete perros por noche, pero de día es profesor de biología, excelente esposo, buen padre, y yo digo ‘no me lo puedo creer’, o ‘qué barbaridad’, pero no me importa. En lo más mínimo.
Continuo mi camino y alguien grita ‘¡al ladrón!’, alguien se toca el pecho y cae muerto, justo al lado mío, o camino entre la gente y alguien es apuñalado para robarle un anillo que vale como mucho una hamburguesa en un bar de barrio periférico, y yo sigo mi camino.
Podría continuar con la política, donde estos seres que nos gobiernan, seguro que son alíenígenas, son personas que se bañaron con Fraga en la playa de Quitapellejos de Palomares y naturalmente así quedaron.
El régimen de Franco quiso quitar importancia al asunto, Vieron cono los niños iban creciendo y su nivel mental se iba reduciendo.
No saben idiomas, en historia una confusión mental terrible, economía, los ceros con canutos, la verdad si te fijas bien son raros, tienen tics, mueven la lengua raro, también sigo mi camino, 
Recuerdo que empece este bloc con "Diguen No, Nosaltres no som deixe Mon"...