jueves, 22 de agosto de 2013

Ya nada es como antes, ni mejor, ni peor, diferente

 Estoy instalandome en Llafranc, para pasar temporadas mas largas, la verdad que es una maravilla.
es agosto y todo ésta lleno de gente, afortunadamente donde tengo la casa hay una tranquilidad que a veces te la juega, el otro antes de ir a la cama estuve escuchando a Joy Division en sus primeras grabaciones, son increíbles y  sonaban mucho mas tenebrosos que de costumbre, para completar la situación habia luna llena, a las cuatro de la mañana los ojos como platos.
Sali al jardin iluminado por la luna, con joy division sonando en el subconsciente, me di cuenta de lo que había vivido, acontecimientos que cambiaron el mundo (no se porque los que hay ahora intentan dejarlo peor que como estaba).
Lo decía Bob Dylan "Los tiempos están cambiando)

Ya nada es como antes, ni mejor, ni peor, diferente, ejemplos

Rebobina un cassette con un Bic para que no se gaste la pila del Walkman.
Marcar un teléfono sin buscarlo en la agenda del celular.
Llevar un rollo de fotos para revelar a color en 1h.
Escribir a máquina y que te queden los dedos entumecidos.
Comprar un LP es una tienda  y no bajarlo por internet
Usar un diccionario o enciclopedia, en vez de Google o Wikipedia.
Recibir una carta en papel (que no sea del banco o una factura), contestarla en papel e ir al correo para mandarla.
La soda en sifón y no agua finamente gasificada, eructabas a lo bestia y no como una niña.
Tocar un timbre para preguntar por alguien en vez de mandar sms "estoy abajo".

En aquellos tiempos, se veían mas borrachos que ahora, les poníamos nombre


El fiestas: tienen el don de desinhibirse con algún liquido de mas de 30 grados y solo se dedican a gozar de las reuniones, siempre tiene tema para hablar, hacen chistes chorras, se ríen de cualquier cosa, se ponen muy cariñosos y muy probable que terminen besando a alguien.

El bailongo: las copas de más le dan a estos individuos la capacidad de bailar cualquier ritmo, cualquier danza y cualquier estilo musical sin ningún tipo de inhibición.

El exorcista: no tiene control con lo que bede de  alcohol o la cantidad que toma no llega a ser procesada por el hígado, el resultado es un vomito al mejor estilo de la película. Cuando entra en razón lo primero que le dicen es  “ohhh mira los chipirones de la cena”.

JOY DIVISION - ATMOSPHERE (1979)

Continuare Joy Division me puede