lunes, 4 de abril de 2011

Presentador de un programa cutre

Queridos telespectadores, buenas tardes.

Me dirijo hoy a ustedes para decirles que, contra mi voluntad, reconozco mi incapacidad absoluta para dirigir a estos ineptos colaboradores, que me hago pis en la cama y que ¡miren! se bailar muy bien la zamba.
¡Miren, miren como bailo el malambo!
Tururu rurú, tururu rurú, ¡qué bien que bailo!
Y desnudo sobre la mesa, con este adornito aquí detrás, jajajaja, ¡miren el adornito! Una berenjena

Zamba, zamba, Malambo, malambo
Listo, ya está. He bailado..

Me despido de ustedes con el orgullo herido, pero satisfecho de presentar esta M…. donde en horario infantil, nos insultamos, lloramos nuestras miserias, nos destripamos y sin ningún pudor cualquier FRIKI viene a contar que se ha acostado con algún personajillo, todo esto lo hacemos sin contrastar si es verdad o mentira.

Tururu rurú, tururu rurú, un ultimo baile que la berenjena no se ha caído.

Zamba, zamba, Malambo, malambo

Según Roberto Pettinano, no cualquiera puede hacer televisión basura. Lo fundamental es ser antes que nada una persona muy desagradable, casi lasciva y con la cual ni siquiera una prostituta se querría acostar. Mírales las caras y te vas a dar cuenta. Pasa en el mundo entero. Están entre una comadreja desviada sexualmente y un pobre ejecutivo que falló en todas partes.