martes, 4 de mayo de 2010

Caja de sorpresas

Qué brutales sorpresas que nos da la vida. Uno abre la caja de los días y espera encontrar algo bueno, o algo malo, en el peor de los casos.
Ahora, qué impresión que me da cuando no encuentro nada.