viernes, 28 de mayo de 2010

Fotos, para que?

El otro día me dio por mirar viejas fotos. Pero cuando hablo de "viejas", me refiero a fotos jurásicas, mi nacimiento, bautismo, montones de cumpleaños, aburridísimos actos escolares y divertidos actos deportivos. Estuve casi un par de horas, revolviendo álbumes con muchisimo cuidado pues a la minima se despegan las fotos.

Y no pude evitar preguntarme, justamente yo, que le disparo a todo lo que se me cruce delante de la camara, ¿para qué fotografiamos?

Creo que en el fondo, sacamos fotos porque no confiamos en nuestra propia capacidad de recordar, o al menos de evocar a gusto ciertos momentos y ciertas sensaciones.

Fotografiamos para aferrarnos al pasado, porque no creemos que nuestra mente, usualmente sobresaturada de cosas que no necesitamos, sea capaz de traernos de regreso, en el momento en que más lo necesitemos, qué se sentía un abrazo de mi padre, aquella caricia de mi madre, cómo era la sonrisa de mi hermana a los cinco años, como ardia la piel al sol y las cosquillas en la planta del pie en la arena de la playa.

Normalmente la gente tiene miedo a la muerte, en algunos casos a hablar en publico, si lo hacen, en voz baja.

Los que sacamos fotos, a lo que más le tenemos miedo, es a olvidar.