domingo, 2 de mayo de 2010

Solo unos minutos con el mar

Fueron solo unos minutos,...alma desprendida,.. tocando suavemente la espuma de sus aguas, detrás de las nubes el sol se dejaba ver...algunos hilos de luz salían por entre ellas...Miré hacia el horizonte, deseé por un instante que ese momento se congelara en el tiempo y fuera eterno.
Todo estaba perfecto: el mar, la arena húmeda, la playa desierta....respiré hondo y cerré los ojos...
Entonces tienes una sensación de vacío en un rincón del corazón, que sólo se llena cuando puedes contemplar el mar como en ese momento...,una manera de consuelo para notar que estas vivo,...porque...necesito mi mar en el Ampurda, lo tengo en Barcelona, pero…
Es como cuando las plantas se secan de a poco....así me sentía...buscas respuestas a preguntas imposibles de responder.
Esperé la respuesta, el viento rozaba mi pelo como una caricia maternal,....mis pies tocaron la arena húmeda...pero todo se desvaneció en el tiempo real..., todo quedó en silencio...porque el tiempo se había terminado...y fueron solo unos minutos...