miércoles, 24 de marzo de 2010

Libreta Negra _ 2

Se resistia a anochecer.
Aunque el sol hacia rato que se habia escondido tras los altos edificios que se levantaban frente al bar.
Ocupe la unica mesa que quedaba libre, la mas cercana a la puerta de entrada.
Ahora si empezaba a anochecer y se encendian las farolas de las calles y las luces de los escaparates.
La musica se apodero enseguida de la estancia y ofrecio soporte a nuestro silencio.
Ninguna mirada era sospechosa, ningun gesto desafiaba, todo era facil.