jueves, 29 de abril de 2010

Libreta Negra _ Elisa-nada-mas

Tenia que ir a Donosti (San Sebastian) por trabajo, aprobechando que el domingo el vuelo era mas barato y que me invitaban a pasar la noche me decidí y embarque a las 7h. de la mañana.
Al Llegar pensaba llamar a A, para decirle que había adelantado el viaje y que podríamos comer juntos, siempre me invita al KEKO, antes quería estar solo para poder visitar mis rincones favoritos, primero tomarme un cafe con leche en el María Cristina y luego ír al Peine de Los Vientos de Eduardo Chillida, lugar para poder meditar si la mar lo permite.

A la hora de pasar el control tenia delante a una señora tipo Lauren Bacall, rubia y con boina, se entretiene bastante todo le pitaba, despues llegue a la conclusión que lo hacia para llamar la atención, la sigo una vez pasado el control sin problemas.

Busco mi asiento y me ha tocado al lado de la Bacall, que en realidad se llama Elisa, al principio antes de despegar unicamente nos saludamos, yo preparaba mi mp3 y me estaba releyendo los libros de Manuel Vázquez Montalván "Tatuaje" era el libro.
Conozco la cancion la cantaba Sarita Montiel “Era hermoso y rubio como la cerveza, el pecho tatuado con un corazón” me dijo mientras se presentaba la primera impresión que tengo, es mas clasica que las meninas me digo, que equivocado que estaba.

Lo primero que me dice al volver a encontrarnos, es "tienes un cigarrillo, quiero estrenar el Dupont" pongo cara de asombro, que quiere estrenar un Dupont, no fumo le digo, entonces abre el bolso, un Bolso Rolled Pocket Bag de Jean Paul Gaultier y saca un paquete de Dunhill en aquel mismo instante aparece su marido que la viene a recoger en un citroen 2 caballos color rojo, se llama iñaki dice presentandomelo, es mas grande que ella, pero tiene muy buena pinta, me dicen si me pueden acompañar a algún sitio, les doy las gracias y digo que no.

Llego al María Cristina y los veo sentados en una mesa, sin tiempo a reaccionar me ven, Elisa me llama y me invita a sentar, desayunamos y le cuento Iñaki mi trabajo, se pone a reir, le pregunta a Elisa que como ha ido por Barcelona y como me ha conocido, le contesta "no pienso confesar todos mis secreto solo porque he tenido un orgasmo" yo me quiero fundir y verde es la cara de Iñaki, ella se pone a reír a carcajada viva y nos dice que es de Sharon Stone en Instinto Basico, pienso que tendria que llamar a A, pero la conversación me despista, les digo que voy al Peine de los Vientos, me quieren acompañar, me niego, pero me acompañan.

Hace un dia precioso, saco la cámara y empiezo a sacar fotos, la escultura de Chillida me emociona, tiene fuerza, el me dice que se dedica a buscar exteriores para películas, que conoce muy bien a Roman Polanski, de Donosti a Paris son cinco minutos me dice. Me doy cuenta que de meditación nada, estamos menos de lo previsto.

Subimos al coche, tiene el reproductor de cd's estropeado, al conectar la radio: Ornella Vanoni lloraba una dulce bossa-nova, si escuchas a Billy Holliday tendrás mi sueño depresivo me dice ella.. Te voy a dejar con Elisa os pasare a recoger a la hora de comer, nos deja en la playa Zarautz que tiene 2,5km.

Vemos un chiringuito un poco apartado, decidimos que podriamos tomar algo y descansar un poco, nos vamos acercando y la musica cada vez suena mas fuerte, en las paredes estan colgadas tres planchas de surf, al llegar el dueño un vasco-hyppie nos dice que son las mejores tablas que ha tenido y que "La JUKE BOX se pasa todo el dia cantando" esta sonando reggae, Tommy McCook, Max Romeo y de repente el fabuloso disco de reggae de Serge Gainsbourg "aux armes et caetera" , Elisa me ve entusiasmado, el sitio, la musica que relax, lo primero que hace es quitarse los zapatos y ponerse a bailar mirandome fijamente, pido dos cervezas para apartar la vista, estamos solos y mucho jaleo no le conviene al dueño, de repente suena “Una lacrima sul viso” de Boby Solo, como sabe el cabroncete de musica, continuamos hablando, le comento su parecido a Lauren Bacall, se rie y dice que cada vez lo fomenta mas, me fijo en sus pies, lleva las uñas pintadas de rojo, llega Iñaki y comemos.

Pasamos toda la tarde en su casa, me tienen secuestrado no quieren que les deje, en este momento no tengo donde dormir, no he podido hablar con A. El piso muy minimalista, con fotos de Iñaki con directores de cine, y Elisa semi-desnuda, todas en blanco y negro, escogemos dos películas para pasar la tarde, Repulsion de Roman Polansky y la esplendida Shadows de John Cassavetes, muy buenas las dos.
Me invitan a cenar, ya lo he dicho, yo me dejo, cenamos, conversamos y nos reímos mucho, les digo que tendré que buscar algún hotel para pasar la noche, dicen que me quede a dormir con ellos, les digo que no, que me huelen los huevos, mas risas. Iñaki me ofrece un vale para pasar la noche en el María Cristina, vales que le sirven también para cuando vienen productores, directores y algún actor.

Iñaki se despide y deja que Elisa me acompañe al hotel, conduce fatal, llegamos y al despedirnos me dice en la puerta del María Cristina
"Faut-il mourir ou vivre”