domingo, 27 de junio de 2010

Este verano veremos maravillas

He pasado cuatro dias en Llafranc, muchos madrugones, practicamente cada dia he visto salir el sol, esto quiere decir estar en marcha a las 6,30h.. un momento magico despues de la salida del sol, puedes pasear por las playas sin que nadie the agobie y puedo poner en practica mi teoria, que a esta hora todos nos saludamos, hablamos y nos damos los buenos dias y hasta pasar media hora con la bañista de la foto. (¡Que fria estaba el agua!)

Estos dias he podido hacer un pronostico de como sera este verano.
Todos/as al llegar el verano intentamos adelgazar y enderezar las chichas fofas, mas que nada para hacer soportable el espectaculo playero..... pero una cosa es la voluntad y otra los resultados.

Sacando a las cuatro jamonas veinteañeras que a esa edad no cuelga nada.
Voy a ser un poco cruel y tal vez realista

El resto es digamos lo normal!! piernas peludas, varices, tripas, michelines culos caidos, granos, cicatrices todo esto acompañado de bañadores imposibles de color y diseño.

Este verano, veremos maravillas, fardos, fenomenos, monstruos y bichos raros, dejando aparte los llamados cuerpos Danone, estaran los cuerpos liposuccion con sus estrias y pieles flacidas, los cuerpos regimen y dieta con sus ojeras, su mal color y pinta de hambre atrasada, los cuerpos aerobic, saltarines, sudados y con cintas en los pelos, el cuerpo footing, con mucha cacha y cara de angustia, el cuerpo tripa de cerveza, el cuerpo michelin todo rodillo, celulitis, sebo y grasa, el cuerpo cartuchera con su bañador para disimular, el cuerpo gimnasio de barrio, el cuerpo negrote de tanto sol uva, el cuerpo silicona, el cuerpo cachitas Muscle Power, el cuerpo resultante de maratonianas sesiones de masaje y el cuerpo abandonado a su suerte.

Aun quedan horteras con el transistotor a todo volumen, los que chillan para llamar al niño, chulos de chiringuito y merendero, putones verveneros, la chica con el felpudo que se sale por los alrededores del bikini, tetas de cabra y sobre todo siempre hay un tio en calzoncillos.